viernes, 22 de enero de 2016

Movimiento Slow: ¿Sabes qué es?




El Movimiento Slow (lento) consiste en desacelerar, en bajar el ritmo que la sociedad te va marcando, en la que parece que no tienes tiempo para nada, la mayoría de las veces eres valorado por lo que tienes más que por cómo eres (casa, libros, montones de ropa, títulos universitarios...), y por eso ocupas tu tiempo en trabajar más, para tener más. Más cosas que limpiar, más títulos que en muchos casos no te sirven para nada, más ropa y más sensación de que no tienes nada que ponerte, menos tiempo de calidad para relacionarte con los que más quieres, etc. En fin, un montón de estrés con las consecuencias que conlleva (diferentes dolencias). Y lo peor, no nos damos cuenta de que en este mundo estamos de paso y el tiempo no vuelve...


En contra de algunas tendencias asociadas al término despacio, los partidarios del movimiento slow animan a la actividad, más que a la pasividad. El enfoque de este movimiento está en ser selectivos en la actuación, y en ser conscientes de como invertimos nuestro tiempo, conscientes disfrutando de las pequeñas cosas de la vida. Aquí te hablé sobre como simplificar y dar prioridad a tus piedras grandes.

El movimiento slow comenzó cuando, en protesta por la apertura de una tienda de McDonald's en la Piazza di Spagna (Roma), se creó la organización Slow Food.


Algunas de las áreas que abarca el movimiento slow son:

Slow Food

En contra de la cultura del Fast Food, el movimiento conocido como Slow Food promueve el disfrute de los productos regionales y las comidas tradicionales, cuyos ingredientes en muchas ocasiones se cultivan de forma respetuosa con el medio ambiente. Promueve también disfrutar de esas comidas en compañía de otros. Al mismo tiempo, trata de defender la diversidad de los cultivos y las materias primas.

Slow Fashion

Es un movimiento de moda sostenible que está ganando impulso. El movimiento de moda lenta se basa en los mismos principios que el movimiento de comida lenta, como la alternativa a la ropa producida en masa. El movimiento Slow Fashion promueve la educación acerca de la conexión e impacto de la industria de la ropa en el ambiente y el agotamiento de los recursos. 

Algunos ejemplos de prácticas de moda lenta incluyen:

  • Oponerse y boicotear la moda producida masivamente.
  • Apoyar a los negocios pequeños, el comercio justo y las prendas hechas localmente.
  • Comprar ropa de segunda mano y donar la ropa que ya no se quiere.
  • Elegir ropa hecha con telas producidas sostenible y éticamente o recicladas.
  • Elegir prendas de calidad que durarán más tiempo, trascienden las tendencias (un estilo “clásico”), y son reparables.
  • Hacer la propia ropa: hacer, reparar, personalizar, alterar, y alargar el ciclo de la ropa propia.
  • Bajar el consumo de ropa: comprar menos prendas y con menor frecuencia. Aquí te hablé en qué consiste tener un armario minimalista y del proyecto 333.

Una serie de consejos para calmar el ajetreo cotidiano son:

  • Conseguir un hobby (si no lo tienes ya), o pasatiempo tranquilo, como leer, escribir, hacer punto, pintar (aquí te hablé sobre los libros de colorear para adultos), etc.
  • No estar todo el día mirando el reloj. Los fines de semana, procurar levantarse de la cama respetando los ritmos naturales del sueño en lugar de ponerse el despertador. 
  • Hacer la compra en un mercado de productos frescos, preferentemente local y con puestos de los propios agricultores.
  • Preparar una comida para poder sentarse con tranquilidad, y saborearla sin tener encendido el televisor o estar wasapeando toda la comida. Disfrutar de la conversación, si se come con otras personas, o de la paz que puede dar el comer solo.
  • En vacaciones, procurar bajar el ritmo; no intentar llegar a todo lo que nos gustaría ver y visitar. Disfrutar de tomar un café en una terraza bonita disfrutando del paisaje.
  • Limitar la lista de cosas pendientes; tomarse tiempo para disfrutar de las personas y realizando las actividades con las que uno disfruta más.
  • Prescindir de las personas superfluas que no te aportan demasiado, así tendrás más tiempo para las que si lo hacen, o para ti mism@.


La foto de la portada del post la hizo "El novio" en Portugal. ¿A qué está genial;) ?

<<Vivir deprisa no es vivir, es sobrevivir>>  Carl Honoré


Image and video hosting by TinyPic

4 comentarios:

  1. Pues si. En la medida que cada uno valore y sin llegar a extremismos, es una opción que cada vez se vislumbra más necesaria. No por mucho correr ...

    ResponderEliminar
  2. Pues si. En la medida que cada uno valore y sin llegar a extremismos, es una opción que cada vez se vislumbra más necesaria. No por mucho correr ...

    ResponderEliminar
  3. El movimiento slow es lo que hace falta en nuestra actualidad tan acelerada. En la terapia de pareja, encontramos un poco de slow, porque justamente las parejas se sientan a hablar de ellas y de sus sentimientos de una forma menos acelerada para entenderse mejor. Menos es más ciertamente.
    Saludos y felicidades es un muy buen sitio.

    ResponderEliminar
  4. Yo he sido lenta desde pequeña y muy criticada por ésto, siempre me han gustado los caracoles converso con ellos me dan paz, me gustaría pertenecer a esta comunidad Slow,cómo puedo hacerlo soy de Chile, saludos

    ResponderEliminar

Compartir