martes, 23 de febrero de 2016

Cómo afrontar el primer día de pre-escolar de tu pequeñ@



En abril Blastonpower empezará pre-escolar, sólo irá 15 horas a la semana, 3 horas cada día, aquí en Inglaterra es lo que el estado te da de forma gratuita, lo cual me agrada bastante (no el que sólo dé 15 horas gratis, sino que vaya pocas horas al cole), considero que es muy pequeño para que esté todo el día fuera de casa, eso ya llegará con la adolescencia, jeje… de modo que he estado buscando información en Internet sobre este tema. Lo llevo haciendo así desde antes de que naciera, leo y leo, veo diferentes puntos de vista, escucho las experiencias de la gente y saco mis propias conclusiones.
“El novio” que se dedica a la  investigación y siempre se guía por la información que está sujeta al método científico, cocina siguiendo la receta al pie de la letra, etc. en ocasiones cuando le cuento algo, de cachondeo me dice: ¿y eso, que lo has leído en el “Hola”? Gracioso es!!
Al igual que la mayoría de los padres/madres de hoy en día, podría tener un máster sobre “Potty training” (cómo dejar los pañales), lactancia, parto natural y respetado, dejar de darle el pecho sin que sea traumático, colecho, el crecimiento del embrión/feto en el embarazo, de ahí viene lo del Blastonpower, Blastocito es el estadio de desarrollo previo a la implantación del embrión en el útero materno, es como le llamábamos antes de que naciera, bueno y después. Lo de “power” es cosa de su padre ;)
En definitiva, que en las nuevas etapas y retos me preparo para lo más duro y luego resulta que me lo pone la mar de fácil :)

Para fomentar que le haga ilusión ir al cole, le decimos que allí se lo va a pasar muy bien, que va a hacer nuevos amiguitos con los que podrá jugar, que jugará con la plastilina, pintará, leerá cuentos, cantará, bailará, etc. Cuando vamos al parque y vemos a los niños que salen o entran en el cole, le enseño lo contentos que van, y le digo que es porque se lo pasan muy bien allí... De momento parece que la idea le gusta, sin embargo, ya veremos, han sido tres años que ha estado conmigo o con "el novio" la mayor parte del tiempo.


Ahora vayamos a la teoría ;) Veamos algunos truquillos para que el proceso sea lo menos traumático posible: 

  • Involucra a tu hijo en la preparación del material escolar que vaya a necesitar, que elija una mochila, cuadernos, pinturas, etc. que le guste.
  • Crea hábitos antes del comienzo del curso: Acostúmbralo a que se levante a la hora que tendrá que hacerlo cuando empiece el curso, también se tendrá que acostar más temprano si no lo hace, no debes privarle de las horas de sueño que necesita.
  • Si es posible, llévalo a conocer el colegio, así cuando lo dejes allí el primer día, sentirá que llega a un lugar que ya conoce y no a un sitio completamente desconocido. También si es posible, estaría bien que conociera a su profesor/a antes del inicio.
  • Si el colegio lo permite, lo suyo es que haga una adaptación progresiva, que vaya poco tiempo al principio y poco a poco aumentar las horas.
  • Mantén la calma. Es fundamental que el primer día que lo dejes en el colegio le des un fuerte abrazo, le digas que volverás a recogerlo y te muestres contenta. Si el niño nota que estás triste, entonces asociará el colegio con algo malo y no querrá ir. Por supuesto, tampoco le mientas diciéndole que vas a hacer un recado y vuelves. 
  • Si tu hijo llora cuando lo dejes quédate un rato e intenta calmarlo, en principio, estos episodios serán cada vez menores. Si llora día tras día, y te lo puedes permitir, quizá será mejor que intentes escolarizarlo más tarde, no todos los niños están preparados a la misma edad.
  • Intenta que la asistencia al centro sea lo más rutinaria posible, al menos al principio. 
  • Se puntual a la hora de recogerle, sino sentirá que lo has abandonado. Procura vivir el reencuentro con normalidad, dando por hecho que todo le ha ido muy bien.
  • Pregúntale por sus nuevos amigos y por su profesor/a e interésate por lo que ha hecho allí, pero no le atosigues si no quiere contestarte. 
  • En los centros te suelen dar instrucciones de lo que va a necesitar, botas de agua o chubasquero para tener allí (aquí es muy común, siempre llueve), tipo de snack, etc. Si no es así, elige ropa cómoda y práctica: pantalones que se pueda subir y bajar bien, zapatos con velcro, etc. lleva una muda de ropa por si hay algún accidente y mejor marca la ropa de forma legible y visible.
Si queréis contarme vuestra experiencia, yo encantada!!!



Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compartir